RESEÑA | LA CHICA DE LOS DEPORTIVOS, DE HELENA MORAN-HAYES «NI BUSCAN AMOR NI QUIEREN ENCONTRARLO»

De la escritora, Helena, había leído Café y Martinis. Es una novela romántica que me encantó por su historia, por su caracterización de los personajes, y sobre todo por sus diálogos entretenidos. Es por ello, que cuando se publicó La Chica de los deportivos no dudé en querer leerla.
La Chica de los Deportivos
Helena Moran-Hayes | 2013 | Ebook | 231 pág. | +18
«Isabella Lombardi quiere ser agente de moda y va a hacer lo que esté en sus manos para serlo. David Gallagher un ex modelos cotizado que ahora es agente de modas hará todo lo posible por ser el mejor en su estilo. Ambos ni buscan amor ni quieren encontrarlo, los dos están bien donde están y mal que bien, conformes con su vida. En un fastuoso evento donde se reúne la crema y nata de la moda, mientras David escapa de una mujer, se ve atrapado por los hermosos ojos de una bella joven que se encontraba apoyada en la barra tomando cerveza y calzando ¿zapatos deportivos? Y como mosca a la miel se acerca a la joven que no está menos embelesada admirando al hermoso hombre que se le ha acercado a hablarle.Su atracción pronto se transforma en un sentimiento que conocen pero no se atreven a reconocer. Mientras Isabella descubre que se ha enamorado del mismo hombre que había amado mientras era una adolescente y David comprende que esa mujer es lo que él siempre estuvo buscando, el destino les hace escoger entre su relación, la confianza, el amor y, el trabajo, sus ambiciones y sus superación personal. La vida pone a prueba sus decisiones cuando Michelle, la modelo de quien Isabella fue asistente y una buena amiga de David tiene un accidente que cambia su vida y la visión de Isabella y David, de la de ellos»
La trama se basa en el mundo de la moda y las pasarelas. Ámbito que muchos piensan que es superficial, pero desde mi perspectiva, es un mundo basado en la industria de lo estético y en la persuasión. Dentro de este contexto, están Isabella Lombardi y David Gallagher, quienes por su cuenta buscan alcanzar sus metas. La protagonista es una mujer decidida, constante, que no teme decir lo que piensa, y por ello, no le importa romper esquemas. El protagonista por su parte, es encantador, seductor, seguro de sí mismo, y en ocasiones no le da miedo demostrar que la vida es más difícil de lo que parece. Estos dos conforman el plano amoroso de la historia. Un ámbito que no terminó de gustarme totalmente, y que lo divido en tres partes. 

En primer lugar, está el inicio del romance. La cual me gustó por ser entretenida, graciosa en ocasiones, y por sus escenas de tensión. La segunda parte, la catalogo como el desarrollo. Es intensa, agradable, y en algunos aspectos innovadora. Ahora bien, la tercera parte es la que no me agrado, y es el conflicto o clímax. Me parece típico, predecible y tedioso. Y es aquí en donde la novela tiene su quiebre. Por momentos pensé que el problema nunca se iba a resolver. La autora da vueltas, presenta escenas interesantes, pero la situación sentimental es la misma. Esto genera que la trama sea lineal, y por ende, que no se produzcan cambios en ella. 

Por otra parte, la novela está narrada en primera persona, desde el punto de vista de los protagonistas. Es fácil de leer, aún cuando al ser la primera publicación tiene algunos errores ortográficos o detalles. Algo que me encanto, es el diseño del libro. Los capítulos tienen nombres ilusorios a lo que pasa en la trama, sin ser demasiados reveladores. Además, cada uno comienza con la imagen de dos zapatos estilo converse. Y como siempre en los libros de la autora, hay un playlist. Dentro de este orden de ideas, la autora me sorprendió con escenas eróticas, puesto que no estoy acostumbrada a leer libros de ella con estas características. De hecho, en la sinopsis no se comunica nada sobre ello. En este sentido, creo que Helena hizo una buena presentación al desarrollar las escenas, porque son superficiales, relacionadas con la historia, para nada exageradas, y dentro del límite de lo permitido. No obstante, a veces es mejor que estas escenas se den por si solas, sin alertar al lector. Ya que, constantemente la historia me alertó que iba a pasar. Es entonces cuando el efecto seductor, pierde potencia y se pasa a la descripción. 

Algunos personajes secundarios son interesantes, pero no se indaga sobre ello. Michelle, una chica clave de la historia según la sinopsis, no me parece que lo sea tanto. Quizás era necesario darle más protagonismo. Yo sé que es secundaria, pero pudo ser más relevante. El final es predecible, pero no por ello deja de ser agradable. La novela en general tiene sus momentos buenos y otros no. Creo que la autora trato de experimentar, crear algo nuevo y diferente a lo que esta acostumbrada. Lamentablemente para mí, hubo muchas complicaciones en la trama. Sin embargo, como los gustos de cada persona son diferentes, quizás a otro le guste. Yo recomiendo leer primero Café y Martinis, que es la obra que me encantó de Helena. Solo espero que con las demás publicaciones de la autora no me pase lo mismo que con La Chica de los Deportivos, porque tengo una buena impresión de la escritora y de su creatividad literaria.

Gracias a la  autora por el ejemplar
Información e Imagenes enviadas por email

3 comentarios:

  1. Me llama la atención, aquí en Venezuela se consigue?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por los momentos, no. Sólo por amazon. Pero hable con la escritora y me dijo que dentro de algunos días lo pondrá gratis en amazon por el lanzamiento de su próximo libro, Cain. ¡Así que esta pendiente de su cuenta en twitter!

      Eliminar

Gracias por leer este post, y no olvides dejar tu comentario para saber tu opinión al respecto.No se aceptan groserías, ni promoción, ni spam, ambos son eliminados del espacio.
Si quieres dejarme un link, por favor vete a contacto y envíamelo por allí.